Jump to Navigation


Visto el Auto dictado en el día de ayer por el Juzgado de lo Social nº 2 de A Coruña, el Colegio de Enfermería de A Coruña, quiere manifestar lo siguiente:

jueves, 7 mayo, 2020



  1. Los centros sanitarios son hoy en día los principales focos de contagio del COVID-19. Sólo unas medidas estrictas de protección de los profesionales sanitarios garantizarán la disminución de los contagios. La desprotección que existe hoy en el ámbito sanitario es un hecho público y notorio que acreditan los datos cada vez más alarmantes de contagios entre los profesionales, los cuales han aumentado un 35% sólo desde el 24 de abril de 2020 (8.030 nuevos contagios[1]). La correlación entre contagios y falta de medidas de seguridad es una evidencia clamorosa que ya nadie puede obviar u ocultar.


  1. Ante ese escenario, y la incomprensible parálisis de otros organismos, viendo que los contagios entre enfermeros no hacen más que aumentar, el Colegio de Enfermería de A Coruña entendió que la situación no podía demorarse más, y decidió pedir específicas medidas de protección para sus colegiados al Juzgado de lo Social. Sustituía con ello la clamorosa inactividad de la representación sindical de los centros sanitarios. Organismos estos que, estando presentes en los centros sanitarios y siendo conocedores de primera mano de la falta de medidas de seguridad y protección existentes, a pesar de ostentar la representación legal de los profesionales que prestan servicios en primera línea de batalla frente al virus, no nos consta que hayan pedido la protección judicial de los trabajadores.


  1. Llama poderosamente la atención a este Colegio profesional, que a diferencia de lo dictado en el Juzgado de lo Social nº 2 de A Coruña, por ejemplo el Juzgado de lo Social nº 1 de León[2] -entre otros- sí haya estimado la misma petición al Colegio Provincial de Médicos de León (Auto 6 de abril 2020, Medidas Cautelares Previas 239/2020), y por medio de Auto haya pedido los EPIS adecuados para el colectivo médico. Ello demuestra que cuando existe una voluntad real de actuar, en el ámbito judicial sobran los motivos para tomar una actitud diligente de protección a aquellos que están poniendo en riesgo su vida e integridad física.


  1. El Colegio de Enfermería de A Coruña, agotando todas las vías de protección de sus colegiados, y paralelamente a la petición de medidas cautelares al Juzgado de lo Social de A Coruña, ya el día 24 de abril de 2020, como requerimiento administrativo previo a iniciar la vía judicial, solicitó por escrito las mismas medidas de protección que solicitó al Juzgado de lo Social directamente a la Xunta de Galicia y el SERGAS. Por lo tanto, si en 20 días no se atiende a su reclamación por parte de la Xunta de Galicia y el SERGAS, iniciarán de nuevo la vía judicial en el ámbito contencioso-administrativo para proteger al personal de enfermería.



 



by Dr. Radut.