Jump to Navigation


El Consejo General de Enfermería y las asociaciones de Enfermería Escolar establecen los puntos clave a tener en cuenta para organizar una 'vuelta al cole' segura y libre de COVID-19

martes, 26 mayo, 2020


  • La Organización Colegial de Enfermería insta al Gobierno, Ministerios y CC.AA. a incluir en los protocolos de regreso a los centros escolares la opinión experta de esta figura imprescindible en la salud y el bienestar de toda la comunidad educativa.


  • “Ellas son las que mejor conocen el funcionamiento de los centros educativos a nivel sanitario y son las que pueden dar las pautas necesarias para que el regreso se haga de la manera más segura posible”, ha resaltado Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.


  • La desinfección de las zonas comunes, medidas preventivas en el recreo, comedor y actividades físicas o culturales, desplazamientos en autobús, utilización de los aseos o gimnasios y la entrada y salida del colegio, entre otros, son algunas de las principales recomendaciones que se han abordado.


  • La presencia de profesionales sanitarios en los centros educativos resulta fundamental para la seguridad de los alumnos, los profesores y los familiares.

Casi 10 millones de estudiantes vieron paralizadas el pasado mes de marzo sus clases por la crisis del coronavirus. Con un objetivo común, frenar la pandemia, las autonomías y el Gobierno ordenaron la suspensión de la actividad educativa sin una fecha clara de regreso. Ahora, con el avance de la desescalada diseñada por el Ejecutivo, también se ha anunciado que el curso comenzará, si todo sale según lo previsto, el próximo mes de septiembre.


Durante la fase 2, algunos estudiantes de los cursos superiores ya han podido volver a las aulas de manera presencial con estrictas medidas de seguridad. Con una fecha aproximada ya en el calendario, la comunidad educativa debe comenzar su preparación para garantizar la máxima seguridad no solo a los estudiantes sino también a los profesores, familiares y demás trabajadores de los centros.


En este sentido, la Organización Colegial de Enfermería demanda al Gobierno Central, al Ministerio de Educación, al de Sanidad y a las consejerías de las comunidades autónomas que se cuente con las enfermeras escolares a la hora de preparar esta reincorporación de los alumnos porque ellas pueden asesorar y ayudar en el diseño de los protocolos para salvaguardar la salud de toda la comunidad educativa. “No se puede entender la vuelta al colegio con la situación que vivimos sin contar con la opinión experta de las enfermeras escolares, figura clave en multitud de colegios de toda España como garantes de salud en los colegios. De hecho, ellas son las que mejor conocen el funcionamiento de los centros educativos a nivel sanitario y son las que pueden dar las pautas y recomendaciones necesarias para que el regreso se haga de la manera más segura posible”, afirma Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.


A partir de septiembre comenzará esa “nueva normalidad” también en los centros escolares y hay que ser conscientes de la necesidad de mantener una serie de recomendaciones para evitar de nuevo el contagio masivo y un posible nuevo colapso del sistema sanitario. “Van a ser tiempos diferentes para todo el mundo, pero debemos hacer frente a esta situación de la mejor y más segura manera posible. Y esto, en lo que a los colegios se refiere, pasa, indudablemente, por las enfermeras escolares”, destaca Pérez Raya.


Con el objetivo de dar todas las pautas y recomendaciones para esta reincorporación, la Asociación Nacional e Internacional de Enfermería en Centros Educativos (Amece) y la Asociación Científica Española de Enfermería y Salud Escolar (Aceese), junto con el Consejo General de Enfermería, han elaborado un plan estratégico de enfermería escolar Covid-19 en los centros educativos y una guía de recomendaciones para el reinicio de las clases en los centros educativos en la que se exponen cuáles son las principales medidas que se deben conocer los centros escolares y las instituciones para la ‘vuelta al cole’ con seguridad. La desinfección de las zonas comunes, medidas preventivas en el recreo, comedor y actividades físicas o culturales, desplazamientos en autobús, utilización de los aseos o gimnasios y la entrada y salida del colegio, entre otros, son algunos de
los puntos clave que se han abordado.


Nueva realidad


En este sentido, Natividad López, presidenta de Amece, señala que “hemos entrado en una nueva realidad marcada por una pandemia con muchas incertidumbres con medidas que vamos conociendo y que debemos implementarlas en toda la comunidad educativa”. De igual forma, se expresa Engracia Soler, presidenta de Aceese, que apunta la necesidad de “ir viendo cómo evoluciona el virus para adaptarnos a la situación en cada momento”.


Y con esta situación, hay que comenzar a trabajar a contrarreloj para ofrecer las mayores garantías posibles la vuelta al colegio de septiembre. “En un futuro nosotras seremos las encargadas de gestionar las normas de salud de los centros escolares y debemos opinar como expertas. Debemos jugar un papel muy importante en las recomendaciones para la vuelta porque si no se planifican unas actuaciones preventivas, difícilmente se va a poder llevar a cabo una docencia normal en las escuelas”, asevera Soler.


Por su parte, Natividad López insiste, ahora más que nunca, en la necesidad de que haya mínimo una enfermera por colegio. “Tendremos una vuelta intensa y con las indicaciones que se nos den desde las consejerías competentes, tendremos que reforzar, entre otras, la competencia asistencial y de educación para la salud”, subraya.



Educación


Será esta educación para la salud la que tengan que realizar todavía con más ahínco en esta vuelta, pero no solo con los menores, sino también con el resto de personal de los colegios y con las familias. “Vamos a tener que escuchar sus vivencias durante el confinamiento, que nos expresen sus dudas y miedos e insistir, sobre todo, en las medidas higiénico-sanitarias que ya debemos integrar en nuestra vida diaria”, explica López.


Asimismo, Engracia Soler considera primordial hacer una educación especial hacia los docentes y personal no docente de los centros, así como con las familias, “a las que debemos insistir en que este no es un virus cualquiera y hay que tomárselo en serio”. “No hay que dejar de explicar que los niños no tienen que ir al colegio si tienen síntomas y que es necesario trabajar con los pequeños el lavado de manos, las mascarillas, el no tocarse la cara, el distanciamiento social…”, constata.


“Las enfermeras escolares siempre somos autoridades sanitarias en los colegios y somos un valor añadido en los mismos. Es de recibo que ahora esto se lo tomen con más consideración y empatía porque en cuestiones de salud y enfermedad, debemos liderar todas las actuaciones y compartir y consensuar con los equipos directivos la toma de decisiones”, afirma Natividad López, también supervisora de Enfermería del Colegio Público de Educación Especial María Soriano, de Madrid.


Así, la Organización Colegial de Enfermería reclama a los responsables de los colegios y al Ministerio de Educación tengan en cuenta estos documentos con todos los detalles para que el regreso al aula sea seguro y libre de COVID-19, a la vez que vuelve a insistir en la necesidad de incorporar la figura de la enfermera escolar en todos los centros educativos. Es necesario un cambio de modelo sanitario y las enfermeras escolares son un pilar clave para este cambio, potenciando la educación sanitaria y la educación para la salud desde los colegios.



by Dr. Radut.