Jump to Navigation


Entrevista a Jose Vázquez Castelos

martes, 11 mayo, 2021



Jose Vázquez Castelos - Enfermero


Pregunta: ¿Qué te motivó a elegir la carrera de Enfermería?, ¿Cómo han sido tus comienzos y trayectoria profesional?


Respuesta: Sonará a tópico, pero desde que tengo recuerdo, “enfermero” siempre fue la respuesta a la típica pregunta de “¿Qué quieres ser de mayor?” Seguramente, que mi madre haya trabajado como auxiliar ha influido en la decisión.


¿Mis comienzos? Pues a los tres días de firmar el título ya tenía mi primera llamada de la bolsa del SERGAS, la primera de muchas ….


Mis primeras experiencias no fueron fáciles, ya que, aunque sales de la carrera con mucha formación teórica y alguna práctica, la enfermería del día a día la descubres una vez que empiezas a trabajar. No dejas de aprender nunca durante tu andadura por la profesión.


Yo comencé a ser enfermero en una planta de neumología, donde conocí la importancia de contar con la ayuda de alguien con más experiencia a tu lado. Posteriormente, y después de rotar por muchos servicios del hospital, y alguno de primaria, descubrí el mundo del paciente crítico, una enfermería diferente, que me enganchó desde muy pronto. Una de estas llamadas de la bolsa del SERGAS, hizo que me encontrara con la pediatría, ese mundo del paciente pequeño que para mí era tan desconocido. Al principio me quitó el sueño, por el reto que presentaba. Todo lo que había aprendido en los años previos en los servicios de críticos de adultos, nada tenía que ver con esta nueva experiencia a la que me enfrentaba. Un desafío, que poco a poco me fue enganchando más y más hasta el día de hoy.


P: ¿Qué es lo más difícil de ser enfermera/o?


R: Para mí una de las cosas más difíciles de nuestra profesión es el enfrentarse a la muerte. E incluso más complejo, enfrentarse a una muerte no esperada y en un paciente pediátrico.  Afortunadamente no es algo que suceda todos los días.


Otra de las cosas complicadas del día a día de la enfermería, es la conciliación de la vida familiar y laboral con un trabajo a turnos. Que además se ve agravado cuando la situación laboral no es estable y dependes de una llamada para saber cuál será tu turno y dónde en los próximos días.


Ser enfermero también supone un reto formativo, cada día aparecen nuevas actualizaciones de recomendaciones para los cuidados, aparecen nuevos materiales, nuevos dispositivos…. y tienes que estar al día. La formación continua y actualizada es muy importante en nuestra profesión. Esto supone un esfuerzo a mayores, ya que el tiempo empleado para toda esta formación es a costa de restar tiempo personal.


P: ¿Cómo está afectando la pandemia a tu vida personal y profesional?


R: Esta situación tan especial que estamos viviendo, no distingue de profesiones. En mayor o menor medida creo que a todos nos afecta. No poder reunirte con tus familiares más cercanos, para poder apoyarlos en los momentos difíciles, no poder abrazarlos el día de su cumpleaños, no poder socializar como lo hacíamos antes, es algo que a todos nos está impactando.


Por otra parte, en el trabajo hemos tenido que acostumbrarnos a pensar de otra manera, a tomar unas medidas de distanciamiento y protección especiales, entre nosotros, los profesionales y a su vez con nuestros pacientes. Son medidas, que, en el mundo de la pediatría, en el que el contacto personal con nuestros pacientes y sus familias es tan necesario en algunos momentos, es un cambio muy grande. Además, tuvimos que aprender a realizar técnicas ya complicadas debido a las características de nuestros pacientes, enfundados en unos EPI´s que lo complican todavía más.


Por fortuna, en la pediatría no tenemos muchos casos de pacientes Covid +, pero eso no quiere decir que no nos veamos afectados por la pandemia a nivel de organización del trabajo. Debido a la alta demanda de personal de enfermería en las unidades de adultos, se reestructuraron las plantillas del hospital, incluidas las de pediatría. La cantidad de personal de enfermería por turno era menor al habitual, aunque la carga asistencial no se reducía en proporción. Con lo cual la carga de trabajo aumentaba.


P: ¿Cómo ves la enfermería dentro de la sociedad actual?


R: Por suerte o desgracia, esta pandemia creo que ha conseguido hacernos un poco más visibles dentro de la sociedad y quiero pensar que algo más valorados. Pese a que el año 2020 era el año de la enfermería, ha pasado un poco desapercibido por toda la situación que se vivió durante ese año.


Si es cierto que, con las nuevas tecnologías y las redes sociales conseguimos llegar de una manera más sencilla a la sociedad. Ahí están nuestras enfermeras más mediáticas (@enfermera_saturada, @el_enfermero_del_pendiente, @enfermero_de_urgencias, @cuidando_neonatos, @gloortizmiluy, @enferucippaz y muchos otros) y no solo de cara a la sociedad, sino difundiendo contenido científico entre nuestro propio colectivo.


Para conseguir una mayor integración en la sociedad, no debemos esperar a que nos vengan a buscar, debemos salir nosotros, mediante actividades como la enfermería escolar, poner en valor el papel de la enfermería del trabajo, impulsar la comunitaria…Es necesario tomar un papel activo dentro de la sociedad.  Visibilizar todo lo que hacemos e investigamos es vital, y ahí tienen un papel importante tanto los colegios provinciales de enfermería como las múltiples sociedades de nuestra profesión.


P: ¿Cuáles son los grandes retos a los que deberá enfrentarse la enfermería en un futuro inmediato?, ¿Qué desearías para los nuevos profesionales?


R: La enfermería tiene unos cuantos retos a los que debe de enfrentarse, algunos a corto plazo, como es la especialización. Se deben crear nuevas especialidades más concretas, y a su vez, hay que buscar una solución para esos profesionales que, aunque están especializados por su formación y experiencia, no tienen un reconocimiento oficial. 


El salto a la investigación que, aunque cada día es más una realidad, requiere compaginar la actividad laboral remunerada con una actividad investigadora que en la mayoría de los casos queda fuera de tu jornada laboral. La enfermería crece y avanza gracias a la investigación.


Otro de los desafíos, es la visibilización de nuestra profesión, en todas sus facetas y especialidades. Una enfermera no solo se dedica a pinchar y repartir pastillas…. Que la sociedad nos vea de una forma diferente depende de nuestro colectivo. Debemos buscar estrategias para conseguirlo.


Para los nuevos profesionales que comienzan su andadura les deseo lo mejor en su recorrido profesional. Que no pierdan esas ganas de aprender y desarrollarse como profesionales, con las que a muchos se les ve mientras realizan sus prácticas.  Tener siempre en el punto de mira el bienestar de nuestros pacientes, pues ellos son nuestro objetivo.


El conseguir esa ansiada plaza fija requiere un esfuerzo que a menudo es mayor del que se imaginan cuando empiezan a ser enfemer@s.



by Dr. Radut.