Jump to Navigation


Una dotación segura de personal es esencial para unos cuidados de salud de calidad, según el Centro Internacional para los Recursos Humanos de Enfermería (CIRHE)

La presidenta del CIE, Judith Shamian, advierte de que la dotación de enfermeras influye en el tiempo de estancia hospitalaria, en la morbilidad y en la mortalidad de los pacientes
jueves, 26 septiembre, 2013

El Centro Internacional para los Recursos Humanos de Enfermería (CIRHE) ha publicado un comunicado institucional sobre los niveles de una dotación segura de personal, en la que se pone de relieve la necesidad de conseguir que en todo momento del continuo de los cuidados se disponga de un número adecuado de enfermeras y demás personal, con una combinación idónea de formación, capacidades y experiencia para conseguir que se satisfagan las necesidades del paciente y que se mantengan unas condiciones de trabajo sin riesgos.

“Es bien sabido que la dotación de enfermeras influye en el tiempo de estancia hospitalaria, en la morbilidad y en la mortalidad de los pacientes y en su posterior reintegración en la comunidad”, dijo Shamian, Presidenta del Consejo internacional de Enfermeras, que prosiguió: “Además, los niveles seguros de la dotación de personal van asociados a una correcta retención, contratación y sostenibilidad de los recursos humanos y a una mayor eficiencia de los costes del sistema de cuidados de salud, en resumen, es esencial para el buen funcionamiento de todos los servicios de salud”.

Preparada en consulta con el Foro Internacional de los Recursos Humanos, del CIE, la declaración institucional establece los principios esenciales subyacentes a unos niveles de personal seguros, y tienen en cuenta no sólo los ratios del personal y la combinación de sus competencias, sino también otras variables tales como una carga de trabajo llevadera; una cultura del trabajo responsable e idónea; una supervisión adecuada; una formación apropiada; y un conjunto de medios y equipo de gran calidad.

En unos tiempos en que los Gobiernos revisan con sentido crítico el modo de conseguir o mantener el acceso universal a los cuidados de salud y a los servicios de bienestar y, al mismo tiempo, tratan de contener y reducir los costos, es esencial que los políticos utilicen todos los medios disponibles. Esto requiere que se adopten decisiones informadas mediante un diálogo constructivo con los políticos y los dirigentes de enfermería.



by Dr. Radut.