Jump to Navigation


El TSXG confirma que los enfermeros están legitimados para ocupar una plaza como Director de Procesos Asistenciales

El alto tribunal gallego rechaza un recurso interpuesto por el Colegio de Médicos de Pontevedra contra el Decreto de la Xunta que regulaba la organización del Sergas
jueves, 7 noviembre, 2013

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha desestimado el recurso interpuesto por el Colegio Oficial de Médicos de Pontevedra contra el Decrecto 168/2010 de la Xunta que regulaba la organización de la gestión integrada del Sergas. Dicha institución médica estaba en contra del artículo 6.2 en el que se dispone que el titular de la Dirección de Procesos Asistenciales puede ser un licenciado o un diplomado sanitario, ya que alegaba que dicho cargo solo podía ser ocupado por licenciados. En la sentencia, el TSXG acepta los argumentos del Colegio de Enfermería de A Coruña y del Consejo General de Enfermería, que se habían personado en el pleito, y confirma que los enfermeros están legitimados para realizar las funciones de Dirección de Procesos Asistenciales. El presidente del Colegio de Enfermería de A Coruña y del Consello Galego de Enfermería, Sergio Quintairos, se muestra satisfecho con la decisión del TSXG y afirma que la sentencia “demuestra, una vez más, que la enfermería no es una profesión auxiliar”.

El fallo aplica la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (Ley 44/2003) y asegura que “el Decreto recurrido no equipara, en realidad, a los licenciados y a los diplomados, sino que es la Ley 44/2003 la que, en su artículo 2, determina una única configuración de las profesiones sanitarias, dividiéndolas provisionalmente en dos grupos, en previsión de la reforma que inmediatamente se produjo. De ahí que pueda afirmarse que, hoy, todas las profesiones sanitarias se agrupen bajo un mismo Grado". De esta manera, el alto tribunal gallego considera que no existe ninguna norma que atribuya a la profesión médica con carácter excluyente este cargo de responsabilidad y afirma que “dichas facultades ni son exclusivas de los médicos ni afectan solamente al marco de la actuación profesional de éstos. Basta examinar el contenido del artículo 7 de la repetida Ley, para colegir que esas facultades y competencias, entre ellas, la de promover el desarrollo de la gestión clínica y de la gestión por procesos integrados, no vienen reservadas a personal médico y, en todo caso, la norma impugnada no hace otra cosa que dar efectividad al proceso integrador en esta materia”



by Dr. Radut.