Entrevista a Jose Vázquez Castelos

Jose Fco Vázquez Castelos 0

Jose Vázquez Castelos - Enfermero

Pregunta: ¿Qué te motivó a elegir la carrera de Enfermería?, ¿Cómo han sido tus comienzos y trayectoria profesional?

Respuesta: Sonará a tópico, pero desde que tengo recuerdo, “enfermero” siempre fue la respuesta a la típica pregunta de “¿Qué quieres ser de mayor?” Seguramente, que mi madre haya trabajado como auxiliar ha influido en la decisión.

¿Mis comienzos? Pues a los tres días de firmar el título ya tenía mi primera llamada de la bolsa del SERGAS, la primera de muchas ….

Mis primeras experiencias no fueron fáciles, ya que, aunque sales de la carrera con mucha formación teórica y alguna práctica, la enfermería del día a día la descubres una vez que empiezas a trabajar. No dejas de aprender nunca durante tu andadura por la profesión.

Yo comencé a ser enfermero en una planta de neumología, donde conocí la importancia de contar con la ayuda de alguien con más experiencia a tu lado. Posteriormente, y después de rotar por muchos servicios del hospital, y alguno de primaria, descubrí el mundo del paciente crítico, una enfermería diferente, que me enganchó desde muy pronto. Una de estas llamadas de la bolsa del SERGAS, hizo que me encontrara con la pediatría, ese mundo del paciente pequeño que para mí era tan desconocido. Al principio me quitó el sueño, por el reto que presentaba. Todo lo que había aprendido en los años previos en los servicios de críticos de adultos, nada tenía que ver con esta nueva experiencia a la que me enfrentaba. Un desafío, que poco a poco me fue enganchando más y más hasta el día de hoy.

P: ¿Qué es lo más difícil de ser enfermera/o?

R: Para mí una de las cosas más difíciles de nuestra profesión es el enfrentarse a la muerte. E incluso más complejo, enfrentarse a una muerte no esperada y en un paciente pediátrico.  Afortunadamente no es algo que suceda todos los días.

Otra de las cosas complicadas del día a día de la enfermería, es la conciliación de la vida familiar y laboral con un trabajo a turnos. Que además se ve agravado cuando la situación laboral no es estable y dependes de una llamada para saber cuál será tu turno y dónde en los próximos días.

Ser enfermero también supone un reto formativo, cada día aparecen nuevas actualizaciones de recomendaciones para los cuidados, aparecen nuevos materiales, nuevos dispositivos…. y tienes que estar al día. La formación continua y actualizada es muy importante en nuestra profesión. Esto supone un esfuerzo a mayores, ya que el tiempo empleado para toda esta formación es a costa de restar tiempo personal.

P: ¿Cómo está afectando la pandemia a tu vida personal y profesional?

R: Esta situación tan especial que estamos viviendo, no distingue de profesiones. En mayor o menor medida creo que a todos nos afecta. No poder reunirte con tus familiares más cercanos, para poder apoyarlos en los momentos difíciles, no poder abrazarlos el día de su cumpleaños, no poder socializar como lo hacíamos antes, es algo que a todos nos está impactando.

Por otra parte, en el trabajo hemos tenido que acostumbrarnos a pensar de otra manera, a tomar unas medidas de distanciamiento y protección especiales, entre nosotros, los profesionales y a su vez con nuestros pacientes. Son medidas, que, en el mundo de la pediatría, en el que el contacto personal con nuestros pacientes y sus familias es tan necesario en algunos momentos, es un cambio muy grande. Además, tuvimos que aprender a realizar técnicas ya complicadas debido a las características de nuestros pacientes, enfundados en unos EPI´s que lo complican todavía más.

Por fortuna, en la pediatría no tenemos muchos casos de pacientes Covid +, pero eso no quiere decir que no nos veamos afectados por la pandemia a nivel de organización del trabajo. Debido a la alta demanda de personal de enfermería en las unidades de adultos, se reestructuraron las plantillas del hospital, incluidas las de pediatría. La cantidad de personal de enfermería por turno era menor al habitual, aunque la carga asistencial no se reducía en proporción. Con lo cual la carga de trabajo aumentaba.

P: ¿Cómo ves la enfermería dentro de la sociedad actual?

R: Por suerte o desgracia, esta pandemia creo que ha conseguido hacernos un poco más visibles dentro de la sociedad y quiero pensar que algo más valorados. Pese a que el año 2020 era el año de la enfermería, ha pasado un poco desapercibido por toda la situación que se vivió durante ese año.

Si es cierto que, con las nuevas tecnologías y las redes sociales conseguimos llegar de una manera más sencilla a la sociedad. Ahí están nuestras enfermeras más mediáticas (@enfermera_saturada, @el_enfermero_del_pendiente, @enfermero_de_urgencias, @cuidando_neonatos, @gloortizmiluy, @enferucippaz y muchos otros) y no solo de cara a la sociedad, sino difundiendo contenido científico entre nuestro propio colectivo.

Para conseguir una mayor integración en la sociedad, no debemos esperar a que nos vengan a buscar, debemos salir nosotros, mediante actividades como la enfermería escolar, poner en valor el papel de la enfermería del trabajo, impulsar la comunitaria…Es necesario tomar un papel activo dentro de la sociedad.  Visibilizar todo lo que hacemos e investigamos es vital, y ahí tienen un papel importante tanto los colegios provinciales de enfermería como las múltiples sociedades de nuestra profesión.

P: ¿Cuáles son los grandes retos a los que deberá enfrentarse la enfermería en un futuro inmediato?, ¿Qué desearías para los nuevos profesionales?

R: La enfermería tiene unos cuantos retos a los que debe de enfrentarse, algunos a corto plazo, como es la especialización. Se deben crear nuevas especialidades más concretas, y a su vez, hay que buscar una solución para esos profesionales que, aunque están especializados por su formación y experiencia, no tienen un reconocimiento oficial. 

El salto a la investigación que, aunque cada día es más una realidad, requiere compaginar la actividad laboral remunerada con una actividad investigadora que en la mayoría de los casos queda fuera de tu jornada laboral. La enfermería crece y avanza gracias a la investigación.

Otro de los desafíos, es la visibilización de nuestra profesión, en todas sus facetas y especialidades. Una enfermera no solo se dedica a pinchar y repartir pastillas…. Que la sociedad nos vea de una forma diferente depende de nuestro colectivo. Debemos buscar estrategias para conseguirlo.

Para los nuevos profesionales que comienzan su andadura les deseo lo mejor en su recorrido profesional. Que no pierdan esas ganas de aprender y desarrollarse como profesionales, con las que a muchos se les ve mientras realizan sus prácticas.  Tener siempre en el punto de mira el bienestar de nuestros pacientes, pues ellos son nuestro objetivo.

El conseguir esa ansiada plaza fija requiere un esfuerzo que a menudo es mayor del que se imaginan cuando empiezan a ser enfemer@s.

Entrevista a Laura García Velo

lauragarciavelo

 Laura García - Enfermera

Pregunta: ¿Qué te motivó a elegir la carrera de Enfermería?, ¿Cómo han sido tus comienzos y trayectoria profesional?

Respuesta: Siempre he tenido claro que quería dedicarme al ámbito sanitario, y dentro de este, enfocarme en pediatría.

Mis comienzos han sido rotando por diversos servicios de hospitalización, unidades de cuidados intensivos y atención primaria. Posteriormente, he podido trabajar donde siempre he querido, en la unidad de neonatología, en la que trabajo actualmente, dando una atención íntegra al recién nacido.

 

P: ¿Qué es lo más difícil de ser enfermera/o?

R: A nivel laboral, para mí lo más complicado es tener que estar preparado y capacitado para trabajar en cualquier ámbito del sistema sanitario, desde una consulta de atención primaria hasta una unidad de cuidados intensivos. Creo que la especialización de la enfermería es fundamental para garantizar unos cuidados de calidad.

P: ¿Cómo está afectando la pandemia a tu vida personal y profesional?

R: Este ha sido un año complicado para todos los profesionales sanitarios, hemos tenido que estar en primera línea a pesar del desconocimiento y la desorganización ocasionada por la situación.

En mi caso, he tenido que desplazarme desde el servicio de neonatología a las unidades de cuidados intensivos temporales habilitadas para pacientes COVID.

Ha sido duro, pero quiero destacar el gran trabajo en equipo que se ha realizado por parte de todos los compañeros y compañeras que formaron parte de estas unidades, que fuera de su zona de confort, han hecho todo lo posible para sacar esta situación adelante.

P: ¿Cómo ves la enfermería dentro de la sociedad actual?

R: Creo que esta pandemia ha puesto de manifiesto la importancia de nuestra profesión dentro del sistema sanitario y de la sociedad.

Somos uno de los pilares fundamentales para poder garantizar una atención sanitaria de calidad, desde la promoción de la salud, hasta la atención de los pacientes más críticos en situaciones tan excepcionales como la que hemos vivido, y es algo a lo que debemos dar visibilidad.

P: ¿Cuáles son los grandes retos a los que deberá enfrentarse la enfermería en un futuro inmediato?, ¿Qué desearías para los nuevos profesionales?

R: Uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos es el alto porcentaje de eventualidad dentro de nuestra sanidad pública y la precariedad de los contratos.

Para los nuevos profesionales desearía una mayor oferta de plazas de formación sanitaria especializada que les permitan formarse dentro del ámbito que elijan, ya que existe un desfase entre la oferta de plazas y demanda de enfermeros que impide cubrir las necesidades.

Entrevista a Antonio López

antoniolopez2

Antonio López González - Enfermero

Pregunta ¿Qué te motivó a elegir la carrera de Enfermería?, ¿Cómo han sido tus comienzos y trayectoria profesional?

Respuesta: He de reconocer que mi primer contacto con la Enfermería nada tiene que ver con esas historias idílica y vocacionales que a menudo podemos escuchar a muchas compañeras. En mi caso, lo único que tenía claro por aquel entonces era que me quería dedicar a cualquier profesión relacionada con las Ciencias de la Salud y me decante por la Enfermería sin ni siquiera haber pisado un hospital, pues era la carrera que más se adaptaba en tiempo a mi proyecto de vida. Esta decisión, la cual tenía todos los ingredientes para el fracaso, creo que ha sido fundamental en mi carrera, pues me ha permitido ir construyendo mi vocación y mi sentimiento por la Enfermería, a medida que la iba descubriendo.   

Mi trayectoria profesional está ligada a la diálisis. Comencé mi andadura profesional en el Hospital Policlínico Santa Teresa (actual Hospital Quirónsalud A Coruña) y, posteriormente, en el Hospital Universitario A Coruña. En ambos sitios, me he encontrado con gente maravillosa que considero clave en mi proceso de desarrollo y maduración tanto a nivel profesional como personal. Desde el año pasado, como si de un dèjá vu se tratara, formo parte del Equipo de Coordinación de Enfermería del Hospital Quirónsalud A Coruña como responsable del área de calidad, formación e investigación. Un nuevo reto que me ilusiona muchísimo, pues se traduce en una apuesta firme del hospital por la Enfermería.

Además, junto a Francisco Santabárbara (paciente en hemodiálisis), formo parte de Donavida.es, cuyo objetivo es contribuir a la capacitación del paciente con enfermedad renal para que pueda participar de forma activa en la gestión de su enfermedad.  

P: ¿Qué es lo más difícil de ser enfermera/o?

R: Seguro que podríamos llenar líneas y líneas para responder a esta pregunta. La responsabilidad de que tu trabajo tenga impacto en la salud de la gente, la dificultad técnica, el trabajo en equipo, los turnos de trabajo, son muchas los aspectos que podríamos señalar. Sin embargo, a nivel personal, creo que lo más difícil es el enfrentarte al dolor, al sufrimiento y también a la muerte. Desde luego, no es fácil desenvolverte en estas situaciones y, por desgracia, son habituales en nuestro día a día. Creo que no existe enfermera en el mundo, que algún día de regreso a su casa no haya derramado alguna lágrima o haya tenido un sentimiento de angustia.

P: ¿Cómo está afectando la pandemia a tu vida personal y profesional?

R: He pensado muchas veces en esta cuestión y he llegado a la conclusión de que, a pesar de todo, soy un afortunado. Conservo mi trabajo y toda mi familia está bien, ojalá todo el mundo pudiera decir lo mismo. Sin embargo, la situación ha sido brutal. Aún me estremezco al recordar los trayectos de casa al hospital. Eran terroríficos pues mi mente no paraba de elucubrar, no paraba de pensar en qué pasaría con mis hijos si mi mujer (también enfermera) y yo nos contagiáramos. Otro momento que jamás olvidare serán esos silencios y miradas entre los compañeros. Creo que lo vivido nos ha puesto al límite tanto a nivel profesional como personal y espero que esto a la larga no nos pase factura, aunque he de reconocer que en este aspecto soy pesimista y me temo que pagaremos las consecuencias.

P: ¿Cómo ves la enfermería dentro de la sociedad actual?

R: Creo que esta pandemia ha puesto de manifiesto la importancia del rol que desempeña la enfermera en el sistema de salud. Sin embargo, creo que debemos de huir de todos estos reconocimientos y agradecimientos efímeros y seguir con nuestro camino. No podemos olvidarnos que la enfermería sigue siendo una profesión poco visible, la sociedad todavía no reconoce plenamente la competencia, autonomía e independencia de las enfermeras, existiendo una tendencia a verla como una profesión inferior a la medicina. Por tanto, creo que es fundamental que definamos bien lo que somos y lo que queremos ser y lo que queremos proyectar a la sociedad. Si como profesión no somos capaces de dar voz a lo que somos y podemos ofrecer, difícilmente otros profesionales y la sociedad entenderán nuestra esencia. En este aspecto, creo que el trabajo y esfuerzo que está realizando la actual Junta Directiva del Colegio Oficial de A Coruña es extraordinario, esperemos que esto repercuta en un futuro próximo.

P: ¿Cuáles son los grandes retos a los que deberá enfrentarse la enfermería en un futuro inmediato?, ¿Qué desearías para los nuevos profesionales?

R: Son varios los retos a los que nos tenemos que enfrentar. Uno de los más preocupantes es el binomio formado por el aumento de la complejidad asistencial y el bajo ratio de enfermera/pacientes en comparación con la de otros países. En este contexto, será imprescindible reorientar la rígida estructura organizativa existente y aprovechar el gran potencial que ofrece la enfermería a través, por ejemplo, de la figura de las Enfermeras de Práctica avanzada. Fundamental también, será el liderazgo enfermero, imprescindible como herramienta de cambio, pues será necesario para que la enfermera sea eficiente en la dirección de la asistencia del paciente. Por otra parte, estamos en pleno proceso de digitalización de la asistencia sanitaria y, como enfermeras, nuestra aportación será fundamental. Nadie como nosotros tiene una visión y comprensión de las necesidades de los pacientes.

A los nuevos profesionales les deseo que disfruten de la profesión, que no se rindan ante los momentos malos (pues los habrá) y que, de verdad, se sientan orgullosos de haber elegido esta profesión.

Entrevista a Gladys Coromoto Pereira

gladiscoromoto 0

 Gladys Coromoto Pereira - Enfermera especialista Obstétrico Ginecológica

Pregunta: ¿Qué te motivó a elegir la carrera de Enfermería?, ¿Cómo han sido tus comienzos y trayectoria profesional?

Respuesta: En el bachillerato una amiga me habló de la carrera de enfermería. Todo lo que me contó despertó mi interés. Decidí estudiar enfermería porque podía estar cerca de la gente. Y me sentía capaz de aportar mi ayuda.

Tardé tres años en poder entrar en la facultad de Enfermería. Mientras tanto, tuve contacto con el hospital mientras hacía una FP de rayos X, lo que me ayudó a afianzar mi decisión de ser Enfermera. Trabajé en el Hospital Santa Teresa como enfermera en cuanto acabé la carrera. También tuve la oportunidad de trabajar en el CHUAC. Al año de terminar la carrera, oposité a la Diputación, para formar parte de la plantilla del Hospital Quirúrgico de Conxo en Santiago. Aprobé, y empecé a desempeñar mi carrera de enfermería en la Unidad de Cuidados Intensivos. Ahí seguí durante 7 años, de manera ininterrumpida.

Después pasé al Quirófano de Urgencias hasta que conseguí trasladarme a La Coruña, tres años más tarde.

Ya en Coruña, mientras trabajaba en Psiquiatría, decidí cambiar el rumbo de mi trabajo. Me presenté a la formación especializada de Enfermería Obstétrica-Ginecológica (ya me había presentado con anterioridad, pero sin éxito). En esta ocasión, si aprobé

P: ¿Qué es lo más difícil de ser enfermera/o?

R: Quizás el hecho de sacrificar tiempo para estar con la familia en días especiales por lo turnos. No siempre es posible conciliar.

También el hecho de que nuestra intervención no siempre lleva consigo el éxito de la curación del paciente. Aun habiéndolo desempeñado correctamente, y teniendo los recursos a nuestro alcance.

P: ¿Cómo está afectando la pandemia a tu vida personal y profesional?

R: Este año que ha pasado ha sido duro para todos. En un primer momento del confinamiento, decidí trasladarme a vivir a una Residencia que nos facilitó el HUAC, ya que uno de mis hijos padece una enfermedad crónica y no quería exponerlo. Ha sido difícil estar sola, sin mi familia durante los 35 días que duró mi aislamiento. Sin poder sentir su compañía en esos momentos.

En el Hospital, las cosas tampoco fueron fáciles. En un primer momento sentimos el caos que esta Pandemia generó. Sin protocolos, improvisando rutinas…que iban cambiando según pasaban los días, semanas e incluso en alguna ocasión en horas.

Nos fuimos adaptando a una nueva forma de trabajar. Aunque mucho de nuestro trabajo ya lo desarrollábamos en el área quirúrgica, con la protección que eso conlleva, el hecho de mantenernos con doble mascarilla, bata, gorro durante las dilataciones, nos llevó a intentar en todo momento un acompañamiento diferente. Buscamos sentirnos cercanas, sin embargo, en muchas ocasiones la protección funcionó como “barrera” ante las parejas.

P: ¿Cómo ves la enfermería dentro de la sociedad actual?

R: Sufriendo el cambio constante en las políticas sanitarias.

Por otro lado, también sufrimos la mejora en los Hospitales, las nuevas tecnologías sanitarias y la redirección de la medicina del diagnóstico en la práctica preventiva.

Además, desarrollamos nuevas tecnologías y llevamos a cabo nuevos registros enfermeros.

P: ¿Cuáles son los grandes retos a los que deberá enfrentarse la enfermería en un futuro inmediato?, ¿Qué desearías para los nuevos profesionales?

R: Pienso en equipos multidisciplinarios. Y una mayor proximidad a las personas mediante el uso de las tecnologías digitales.

Pienso en una nueva generación de enfermeros que refuercen los aspectos de la ética y los valores como eje central de la práctica de la atención en la interactividad con los usuarios de los Sistemas de Salud

Estos enfermeros tendrán una mayor cualificación, que los llevará a una diversificación en el trabajo de enfermería, y se llevará a cabo con una práctica interprofesional.

Participarán en la planificación y desarrollo de las políticas sanitarias.

Entrevista a Carmen Amado Aller

carmen amado

Carmen Amado Aller - Enfermera

Pregunta: ¿Qué te motivó a elegir la carrera de Enfermería?, ¿Cómo han sido tus comienzos y trayectoria profesional?

Respuesta: Pues, aunque parezca un tópico, desde pequeña siempre he querido ser enfermera y la verdad es que después de 42 años sé que no me equivoque y es más, nunca me vi haciendo otra cosa.

Mi formación inicial fue la de ATS, terminé mis estudios en la Escuela de ATSF de H.Juan Canalejo en el año 1979.Inicie mi ejercicio profesional durante 10 años en el Hospital S.Rafael. En el año 1991 obtuve la plaza en el SERGAS en el Hospital A.Marcide de Ferrol dónde, durante 8 años ,estuve en la Subdirección de enfermería del área de hospitalización. En el año 2000 me trasladé al CHUAC donde estuve trabajando de enfermera de ULM, supervisora de unidad y de área de quirófano, desde el año 2010 al 2014 fui Directora de procesos de enfermería de la XXI A Coruña. En la actualidad desempeño mi profesión en Atención Primaria.

P: ¿Qué es lo más difícil de ser enfermera/o?

R: ¿Difícil?, yo la veo como una profesión apasionante. Quizá lo más complicado sea casar la vorágine de turnos y horarios con la vida privada

P: ¿Cómo está afectando la pandemia a tu vida personal y profesional?

R: Personalmente, como a la mayoría de los ciudadanos, fue una ruptura de lo que consideramos nuestra vida normal, tuvimos que aprender rutinas nuevas y nuevas maneras de relacionarnos.

A nivel profesional, pienso que la pandemia fue, es y será una OPORTUNIDAD para poder demostrar la importancia de nuestro trabajo y ponerlo en valor.

P: ¿Cómo ves la enfermería dentro de la sociedad actual?

R: Actualmente creo que la enfermería está demostrando que es una pieza fundamental del Sistema de Salud y que la Sociedad se está percatando de ello. Quizá durante el último año es cuando más gente se ha dado cuenta del trabajo que realizamos y la importancia que tiene.

P: ¿Cuáles son los grandes retos a los que deberá enfrentarse la enfermería en un futuro inmediato?, ¿Qué desearías para los nuevos profesionales?

R: El más inmediato...LA VACUNACION.

Los profesionales cada están más cualificados para las diferentes competencias que hay que abordar el desarrollo de las especialidades es uno de los retos más importantes y por supuesto la definición de los nuevos roles de la profesión.

Para los nuevos profesionales deseo lo que ahora mismo es una realidad. Su preparación académica es impecable, si a esto le unes el amor por la profesión, el éxito está asegurado

 

Calle Álvaro Cunqueiro, Nº 7 - 1º

15008 - A Coruña

981 168 033

Horario de oficina:

9 a 14 h./16 a 19 h. de lunes a jueves

viernes de 9 a 14 h.

Calle Romero Donallo, Nº 27 - Entlo.

15706 - Santiago de Compostela

981 598 870

Horario de oficina:

9 a 14 h./16 a 19 h. de lunes a jueves

viernes de 9 a 14 h.