Visitamos la cámara hiperbárica del Hospital Naval de Ferrol y conocemos cuál es el papel de la enfermería en esta unidad

Ferrol, lunes 28 de marzo de 2022.- Una cámara hiperbárica es un habitáculo en cuyo interior la presión se eleva entre 2 y 3 ATA (Atmósferas Absolutas, equivalente a una inmersión de entre -10 y -20 metros), aunque puede ser incluso mayor en función de las necesidades del paciente. En una cámara hiperbárica se realiza la llamada oxigenoterapia: se suministra oxígeno en concentraciones elevadas y, como la presión es más elevada de lo habitual, los pulmones pueden albergar más oxígeno que en condiciones normales.

“Conseguimos que el oxígeno que entra en el plasma sanguíneo sea mucho mayor. Por eso todas las enfermedades que se puedan tratar con oxigenoterapia curan más rápido y mejor”, explica Inma Rodríguez, enfermera de la unidad de medicina hiperbárica del Hospital Naval de Ferrol desde hace tres años y medio. La de Ferrol, desde 2002 en manos del Sergas, es una de las pocas cámaras hiperbáricas existentes en el sistema sanitario público de nuestro país.

Los usuarios de este tipo de terapia pueden ser derivados de prácticamente cualquier unidad, porque sus beneficios son inmensos. “De cirugía, de cirugía vascular, urología, digestivo, oncología, traumatología, dermatología... toda patología que sea susceptible de mejorar con oxigenoterapia”, enumera la enfermera.

Las cámaras hiperbáricas se empleaban originalmente para tratar el llamado mal de descomprensión o síndrome de descomprensión que padecen los buzos, que se produce cuando un buceador asciende a la superficie demasiado rápido y sin hacer las pertinentes paradas que debe realizar. Los buzos respiran durante la inmersión aire comprimido, que contiene nitrógeno, y una disminución brusca de la presión puede provocar la aparición de burbujas de nitrógeno a nivel subcutáneo, cuyos síntomas van desde dolores de cabeza hasta la embolia gaseosa arterial.

Los buzos siguen representando una parte importante de los usuarios de la medicina hiperbárica en España, pero es desde 1923, según el Instituto Español de Medicina Hiperbárica, cuando comienza a darse uso en España a las cámaras hiperbáricas con aplicación clínica. “Se observó como había patologías que mejoraban al ser sometidas a oxigenoterapia y se fueron añadiendo cada vez más, hasta tener en la actualidad un abanico bastante amplio de enfermedades cuya mejora es muy notable”, explica la enfermera. 

En la unidad de medicina hiperbárica del Hospital Naval de Ferrol trabajan 5 equipos de personal sanitario compuestos por una enfermera y una Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería, atendiendo tanto a los pacientes citados como a las urgencias que puedan surgir, también de noche.

Pero, ¿cuál es la función de la enfermería en esta unidad? Lourdes Aznar Espósito, supervisora de Enfermería del Hospital Naval, nos explica que se trata de una labor muy exigente: “Las enfermeras tienen que sosegar a los pacientes, que se enfrentan a un tratamiento nuevo en el interior de una cámara, lo que puede generar nerviosismo, tensión, ansiedad. No es el trabajo más visible, porque no es especialmente técnico, pero está muy valorado. El personal está preparado y entrenado, es un equipo protocolizado”.  Continuamos la conversación con Inma Rodríguez.

¿Cuál es su labor una vez comienza el tratamiento?

Las enfermeras tenemos un papel muy importante, porque durante los primeros 10 minutos tenemos que enseñar a los paciente a lo que nosotras llamamos compensar: igualar la presión interna del oído con el aire ya comprimido que se encuentra en la cámara hiperbárica. Esta diferencia es la que genera esa sensación de taponamiento en los oídos, como cuado viajas en avión.

Los pacientes tienen que hacer entonces una serie de maniobras que les enseñamos, y vigilamos que lo hagan correctamente para evitar lesiones en los oídos.

¿Cuáles son estas maniobras?

La maniobra más habitual es la maniobra de valsalva, que es tapar la boca, tapar la nariz e intentar soplar con todo cerrado, entonces el aire va para los oídos, empuja los tímpanos y éstos vuelven a su sitio.

Uno de los espacios de la cámara está habilitado para albergar hasta a 14 pacientes a la vez. Independientemente de la patología que tengan, ¿están el mismo tiempo dentro?

Sí, porque esas son las sesiones ordinarias, en las que están una hora en el interior y el tratamiento puede durar entre una semana a 60 días, según las necesidades del paciente. 

Hay otras patologías que requieren más presión y horas, entonces estos pacientes suelen entrar de forma individual en el espacio habilitado para cuatro personas.

¿Qué perfil de paciente participa en las sesiones ordinarias?

Pues aquellas personas que tienen úlceras vasculares o patologías inducidas por radioterapia y todas aquellas que implican un sangrado determinado que con oxigenoterapia se reduce y su situación mejora de forma significativa. 

¿Y qué pacientes tendrían que ir solos?

Son patologías que necesitan otra presión y otros tiempos de tratamiento, o que no pueden ir sentados por la enfermedad que padecen, por eso en este espacio tenemos cuatro camillas.

En esta estancia también atendemos las urgencias: buzos con mal de descompresión, obstrucciones de la arteria principal de la retina, sorderas súbitas, intoxicaciones por monóxido… que deben ser atendidas dentro de las primeras 24 horas.

camara hiperbarica ferrol colegio enfermeria coruna 2

Otra de las estancias de la cámara hiperbárica del Hospital Naval de Ferrol. En este espacio se tratan las urgencias y a aquellas personas que solo puede recibir el tratamiento en una camilla | FUENTE: Colegio Oficial de Enfermería de A Coruña

 

¿Y qué ocurre si se está utilizando la cámara de forma individual y de repente hay una urgencia?

Tenemos que esperar a que termine la sesión. De todas formas, cada sesión dura como máximo 6 horas.

Lourdes Aznar Espósito: Es importante destacar que aquí la urgencia no es vital, como lo un paro cardíaco en la unidad de Urgencias, que debe ser atendido rápidamente. Nuestras urgencias tenemos que tratarlas antes de 24 horas, con lo cual tenemos margen.

¿Recibís pacientes de otras áreas sanitarias?

De todas. Esta cámara hiperbárica es la de referencia para toda Galicia y parte del norte de España.

¿Y niños y niñas?

Muy pocos. Las patologías que presentan, por lo que yo he conocido aquí, suelen ser de traumatología.

¿Qué ocurre si una persona se encuentra mal durante el tratamiento? ¿Hay que interrumpir la sesión para todas los pacientes?

Si alguien necesita salir, porque no soporta la presión en los oídos, por ejemplo, sacamos a esa persona y listo. La cámara tiene doble puerta, entonces haces pasar al paciente al espacio intermedio donde se despresuriza y después ya puede salir al exterior. El resto de personas siguen con el tratamiento sin problema.camara hiperbarica ferrol colegio enfermeria coruna

En esta imagen se aprecia la doble puerta con la que cuenta la cámara | FUENTE: Colegio Oficial de Enfermería de A Coruña


Imprimir  

Calle Álvaro Cunqueiro, Nº 7 - 1º

15008 - A Coruña

981 168 033

Horario de oficina:

9:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 19:00 de lunes a jueves

Viernes de 8:00 a 14:30 horas

 

 

 

 

Calle Romero Donallo, Nº 27 - Entlo.

15706 - Santiago de Compostela

981 598 870

Horario de oficina:

9:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 19:00 de lunes a jueves

Viernes de 8:00 a 14:30 horas