¿Por qué es importante la formación en la gestión del cuidado enfermero?

Recuperado de ConSalud.es: ¿Por qué es importante la formación en la gestión del cuidado enfermero?

La esencia de la actividad enfermera es en el cuidado. Cuidar es un acto de vida e implica todos los aspectos necesarios para permitir que la vida continúe y se desarrolle (Collière, 1993). El cuidado enfermero constituye la profesionalización de esa práctica del cuidado, tan antigua como la humanidad misma porque, desde el comienzo de la vida, existe el cuidado. La profesión que hoy conocemos como enfermería ha sido posible gracias a la formación constante de las enfermeras en el proceso de cuidar, investigando e incorporando las evidencias científicas a la práctica diaria y convirtiéndose en una profesión con cuerpo de conocimiento propio.

A lo largo de la historia, el cuidado ha sido percibido desde diferentes perspectivas, otorgando principalmente a las mujeres la responsabilidad del mismo. La sociedad de hoy demanda que la gestión del cuidado no esté relacionada en función del género ni del rol social, sino que se relacione con la excelencia y con la evidencia. La constante aparición de avances científicos, las evidencias que indican aquellas prácticas que comúnmente se realizan y no resultan beneficiosas para las personas o la lucha contra el “siempre se ha hecho así” son tres de los motivos fundamentales que justifican la importancia de la formación continua en la gestión del cuidado. Debido a la constante producción científica, es innegable que, para cualquier profesional de la salud, resulta imposible tener conocimiento de todos los avances que se producen. Por ello, resulta indudable que todas las enfermeras deberían disponer de las herramientas necesarias para buscar, encontrar, consumir y aplicar las evidencias científico-técnicas disponibles en su ámbito de interés. Para conseguirlo, la formación en gestión del cuidado enfermero se perfila como uno de los pilares de la excelencia, ya que es una forma de facilitar que el conocimiento en forma de evidencias llega a los pacientes.

"La formación en gestión del cuidado enfermero se perfila como uno de los pilares de la excelencia, ya que es una forma de facilitar que el conocimiento en forma de evidencias llega a los pacientes"

Esta necesidad de formación en gestión del cuidado enfermero ha resultado extraordinariamente necesaria en el contexto actual. La pandemia por Covid-19 ha obligado a las enfermeras a reaprender cuidados aprendidos previamente, a reorganizar servicios, unidades y organizaciones enteras; a diseñar nuevas formas de cuidar apoyados en la tecnología… En definitiva, a pensar en cómo se puede, de la noche a la mañana, reinventar unos cuidados que son la base de la profesión. Porque, al igual que en crisis sanitarias anteriores, las enfermeras de todo el mundo han dado un paso adelante y se han colocado en primera línea para cuidar a las personas enfermas de COVID-19, luchando contra la propagación de la enfermedad, venciendo miedos e incertidumbres personales y profesionales, y proporcionando cuidados directos en todos los ámbitos asistenciales.

Porque las enfermeras no solo atienden las hospitalizaciones de personas con patologías leves, moderadas o graves; no solo atienden urgencias y emergencias, ni tan solo participan del cuidado y seguimiento de las personas con procesos crónicos. La función gestora de las enfermeras es uno de los pilares en los que se apoya el sistema sanitario, porque las enfermeras también gestionan los servicios y las unidades donde los cuidados tienen lugar, incluidos los materiales y los equipos humanos, así como gestionan el conocimiento que se genera, plasmándolo en forma de procedimientos o procesos de atención. Tampoco hay que olvidar que actualmente las enfermeras se hallan gestionando la mayor campaña de vacunación de la historia y a la vez también realizan las innumerables pruebas diagnósticas que son necesarias para minimizar el impacto de la pandemia.

"No hay que olvidar que actualmente las enfermeras se hallan gestionando la mayor campaña de vacunación de la historia y a la vez también realizan las innumerables pruebas diagnósticas que son necesarias para minimizar el impacto de la pandemia"

Por todo lo anterior, la formación en la gestión del cuidado enfermero supone la profesionalización del papel gestor de las enfermeras, y el desempeño de esta función influye en los resultados de salud de los ciudadanos. La presencia de enfermeras con competencias gestoras en los órganos de gobierno donde se toman decisiones relativas al cuidado de las personas, es imprescindible. 


Imprimir  

Calle Álvaro Cunqueiro, Nº 7 - 1º

15008 - A Coruña

981 168 033

Horario de oficina:

9 a 14 h./16 a 19 h. de lunes a jueves

viernes de 9 a 14 h.

Calle Romero Donallo, Nº 27 - Entlo.

15706 - Santiago de Compostela

981 598 870

Horario de oficina:

9 a 14 h./16 a 19 h. de lunes a jueves

viernes de 9 a 14 h.